Ana Leon Garrigosa, entrevista.
Abogada y mediadora

Perfil profesional, resumido. como ha llegado hasta aquí:
Ejerzo como abogada desde hace más de 25 años, y comencé como abogada generalista. Los clientes me han ido “especializando” y en este momento, la mayoría de los asuntos del despacho “Ana León Abogados y Mediadores” www.analeon.com son de índole civil y mercantil. Estoy especializada en derecho de familia, y mercantil.
Soy mediadora desde hace más de 10 años, y participo en los proyectos de mediación del CGPJ que están implantados en Valladolid. Y creo firmemente en la resolución de conflictos por métodos alternativos, la mediación, el diálogo, la negociación, el arbitraje, la conciliación, etc.
Soy profesora de derecho mercantil y comercial en la Universidad de Valladolid.
Soy profesora de mediación civil y mercantil en la UNED, y en la Universidad Miguel de Cervantes de Valladolid.
Estoy realizando mi tesis doctoral sobre mediación, con un enfoque específico en la empresa y en sociedades.
Trabajo con clientes de la UE principalmente españoles, y también con clientes de EEUU y otros países, pues soy negociadora internacional y realizo mi trabajo en castellano, inglés y francés.
Formo parte del equipo T.I.C. del Ilustre Colegio de Abogados de Valladolid, desde el que difundimos la digitalización de los despachos y ayudamos a otros compañeros a comprender el cambio del mercado y de los clientes que demandan los servicios de la abogacía.
¿Por qué se decidió a montar su despacho de abogados en la década de los noventa?
Soy abogada vocacional desde muy joven. A los 15 años, tuve que acompañar a mi madre al despacho de su abogada; aquello me dejó huella. Quería convertirme en una mujer fuerte, sabia y capaz para ayudar a los demás en las situaciones difíciles, y quería poder aportarles tranquilidad y asesorarles en lo que fuera posible realizar en cada una de las situaciones de conflictos legales en sus vidas. Siempre quise ejercer esta profesión que sigo realizando a diario con energía y gratitud y que me brinda muchas satisfacciones, aunque he de decir que no todo son rosas…
¿En qué áreas su firma es fuerte?
El derecho de familia siempre ha sido para mí un pilar fundamental, ya que es el derecho de las personas con lo más íntimo que tienen, sus familias, sus hijos, y, por tanto, lo más delicado y personalísimo. Me gusta mucho el derecho que gira en torno a los menores.
Los criterios que se aplican en derecho de familia, tiene una trasposición clara en el derecho de las empresas y en las sociedades que se constituyen como medio de vida.
Me interesa el derecho civil en general, también trabajo en el área del derecho penal, y por supuesto la mediación y la resolución pacífica de conflictos.

¿Qué ventajas observa respecto a trabajar para un tercero?
Siempre he sido una persona muy independiente, y trabajar para todos y cada uno de mis clientes siempre es un reto, cada uno es especial y todos son mis “jefes”, conservando siempre un grado de equilibrio con la objetividad y el asesoramiento más beneficioso para los clientes.
La confianza mutua para mí es el pilar de la vida y relación cliente – abogado.
Voy a repetir aquí el artículo 4 de Código Deontológico de la Abogacía Española:
“La relación con el cliente se fundamenta en la recíproca confianza y exige una conducta profesional íntegra, honrada, leal, veraz y diligente”.
Este es mi lema y mi reto diario.

¿Es la abogacía preventiva una estrategia que los clientes deben tener en cuenta?
La abogacía preventiva es una fuente de evitar problemas en un futuro. Afortunadamente cada vez más clientes la demandan. El asesoramiento previo al inicio de una actuación judicial, siempre es ilustrador, y prevenir el conflicto, desde mi punto de vista, es mi mayor éxito.
Por ello, abogo por el diálogo, el acercamiento de las partes, y siempre, tener en consideración la postura del otro. Es un signo de respeto a los demás, y proporciona siempre una visión sabia y amplia de las situaciones conflictivas, incluso, antes de que lleguen a producirse.

¿Cree que los ciudadanos entienden el servicio que les prestan los abogados?
Los ciudadanos tienen criterios propios y opinan en función de sus experiencias y de lo que han conocido por terceras personas.
Nuestra profesión, a veces está denostada, pero somos muchos los que luchamos con la toga puesta a diario, para aportar confianza y seguridad en las relaciones de los clientes con los juzgados, y entre nuestros clientes y nosotros.
Quizá en materia de abogacía preventiva, el desconocimiento sea mayor. Los ciudadanos no conocen las posibilidades de evitar conflictos judiciales, y / o extraprocesales.

¿Qué utilidad le ofrece una plataforma como LEXGOAPP?
Esta plataforma supone un excelente escaparate para un abogado. Permite que los clientes contrasten los perfiles de los distintos profesionales antes de contratarlos. Las validaciones y recomendaciones on line, son cada día más importantes, y LEXGOAPP proporciona seguridad a los clientes y visibilidad a los abogados. Es magnífica y muy innovadora.
Desde aquí quiero enviar este enlace a mis compañeros y a los futuros clientes https://lexgoapp.com/nf/r/rpw6AO para que puedan acercarse a esta intuitiva plataforma que les proporcionará un espacio para ofrecer sus servicios de abogacía.

¿Cómo afronta la digitalización de su despacho?
Pese a que ya soy una abogada “mayor”, me he sumado al aprendizaje e implementación de las nuevas tecnologías aplicándolas a mi despacho. Es cuestión de tener interés, y cada día intento aprender más de ellas. Un porcentaje muy alto de mis clientes entra a través de la puerta de Internet.
Apostar por esta vía, para mí, es un reto y una manera de ampliar las posibilidades de trabajo con todo tipo de personas y sin necesidad de desplazamientos. Los clientes nos leen en la web, nos conocen mejor y si se sienten bien tratados, además te, y te llenan de estrellas el universo de tu despacho.
Su despacho apuesta por la mediación ¿Qué le supone formar parte de la red Ad Cordis?
Fue sorprendente la propuesta de formar un equipo con muchas otras personas a las que no conocía físicamente y que estaban en todos los puntos de España; me ha aportado la posibilidad de asomarme a otra dimensión en el ejercicio de la mediación, y la plataforma internacional que conformamos y cofundamos en Ad Cordis, me ha enseñado a conocer que pese a las distintas nacionalidades, los problemas entre personas siempre son muy similares.
¿Porqué no ha cuajado aun la mediación en nuestro país
Quizá la falta de medios materiales, la implementación de un sistema de mediación habitual y la falta de difusión de qué significa y para qué sirve la mediación es lo que más nos está lastrando. Somos muchos mediadores que trabajamos con los mediados para ayudarles a restaurar canales de comunicación, y para facilitarles el entendimiento.
Estoy segura que, con una mayor apuesta por parte de las instituciones y en especial por el Ministerio de Justicia, que evidentemente pasa por dar a conocer la mediación y dotarla de medios, beneficiaría enormemente a nuestros justiciables, y por ende a los Juzgados y Tribunales que agilizarían sus larguísimas esperas.
Personalmente, no hay día en el que no mencione la mediación, hable de ella, la explique y después de más de 25 años haciendo pleitos, la recomiendo de forma previa al inicio de un proceso litigioso.
¿Cómo ve la evolución del despacho en los próximos años?
Creo que la globalización y la internacionalización de los despachos de abogados no ha hecho más que empezar. La colaboración de los profesionales, y el trabajo en equipo facilitan la calidad y la especialización de pequeños despachos que llegan a ser muy visibles.
Espero igualmente poder de alguna manera aprovechar las ventajas de la Inteligencia Artificial aplicada al derecho.
Espero y deseo seguir teniendo clientes de tierras remotas y cercanas, y también quiero seguir teniendo la fuerza y la alegría que me acompañan siempre en el ejercicio de esta difícil profesión, que me fascina.
Muchas gracias por esta entrevista, me ha encantado responder a sus preguntas, y me gustaría desde aquí lanzar un mensaje: antes de pleitear, hablemos. El coste emocional del pleito es un lastre en nuestros días. Es tiempo de justicia a tiempo.

Ana León Garrigosa

Share This
Abrir chat
¡Hola! ¿Puedo ayudarte?