Leyendo este artículo me siento comprendida y reflejada en muchas de las cosas que dice.

Aguantamos todos los días mucha presión, asumimos los problemas difíciles de los clientes, les ayudamos, buscamos soluciones legales a las cuestiones que plantean, y a las que nosotros vemos también.

Es duro el ejercicio de la abogacía, es ir saltando obstáculos y buscando soluciones constantes.

Escuchar al cliente, entenderle y conectar con él/ella/ell@s  psicológicamente, dirigir técnicamente las actuaciones por el camino que entendemos como el mejor.

Todo ello conlleva un desgaste muy considerable.

Siempre digo que para atender bien el despacho hay que estar al 100 % y parece que eso también es importante.

Dejo aquí el interesante artículo de El País publicado hoy para su lectura.

https://cincodias.elpais.com/cincodias/2018/03/09/legal/1520599247_516597.html

 

Share This
Abrir chat
¡Hola! ¿Puedo ayudarte?