En el anterior post, os hablaba del cómo empezar. Siempre aconsejo asesoramiento jurídico previo al inicio de cualquier acción relacionada con el divorcio o la separación, incluso, de hecho… cuando uno quiere marcharse de casa porque no aguanta más.

Vuelvo otra vez a RECOMENDAR EL MUTUO ACUERDO, especialmente si hay HIJOS MENORES O DEPENDIENTES en la familia, para que estos sufran lo menos posible. No olvidemos que nuestra manera de afrontar una situación tan difícil y dolorosa, es también un ejemplo de vida para nuestros hijos.

Después de haber asistido a UNA CONSULTA INFORMATIVA CON UN ABOGADO ESPECIALISTA EN DERECHO DE FAMILIA, o con UN MEDIADOR se toman mejor las decisiones. El abogado nos habrá ayudado a disipar dudas, y a conocer las consecuencias de nuestras decisiones, y el mediador facilitará el diálogo entre las partes para que lleguen a acuerdos.

El procedimiento de divorcio o separación se puede iniciar de mutuo acuerdo, o por uno de los miembros del matrimonio con el consentimiento del otro, o bien, por la vía contenciosa. Esta última es por lo general una ardua batalla con sede judicial, en la que, pese a lo que sería deseable, los cónyuges o pareja se enfrentan en los tribunales.

En el proceso CONSENSUADO DE MUTUO ACUERDO, las partes, a través de sus abogados, o de sus mediadores, a veces, con ayuda de otros profesionales (psicólogos, por ejemplo) realizan el CONVENIO REGULADOR. El convenio será analizado por el Ministerio Fiscal que revisará lo que tenga que ver con los hijos menores de la pareja. Finalmente, se dictará una sentencia que no suele tardar mucho, por lo menos, esta suerte tenemos en los Juzgados de Valladolid.

En el proceso de SEPARACIÓN O DIVORCIO CONTENCIOSO, una de las partes demanda a la otra, y están representadas obligatoriamente por sus respectivos Abogados y Procuradores. A la vista de la demanda y la contestación, así como de la prueba que se aporte, y la que se practique por el Juzgado, el juez tomará la decisión que considere más oportuna. En el caso de que haya hijos menores o dependientes, el Fiscal también será parte en el proceso y contestará a la demanda, propondrá prueba y realizará un informe solicitando lo que considere más adecuado para el interés de los menores, según su punto de vista.

Una última pincelada: el proceso de separación o divorcio es un proceso vivo, permite su paralización, y permite su transformación de contencioso en mutuo acuerdo y viceversa.

No dudéis en contactar con nosotros. Os facilitamos nuestros datos para vuestra comodidad y posibles consultas que podéis hacer de forma presencial, telefónica, on line, Skype o escribiendo un correo electrónico.

Despacho de abogados y mediadores en la C/ Dos de mayo 8, 47004 de Valladolid.

www.analeon.com

analeon@analeon.com

Teléfono + 34. 983.262.389.

Móvil +34. 639.39.14.28.

 

 

Share This
Abrir chat
¡Hola! ¿Puedo ayudarte?