Por medio de una denuncia ponemos en conocimiento de la autoridad competente un hecho que nosotros consideramos contrario a derecho y que puede encontrarse dentro de algún tipo de ilícito penal (delitos de robo, injurias, calumnias, daños etc.), y que en principio, nos ha supuesto un daño de algún tipo.
Lo comunicamos a la autoridad para que lo conozca, investigue y en su caso, instruya un procedimiento penal que se tramitará en sede judicial, y se realiza, generalmente por escrito, pero también pueden acompañarse a la denuncia distintas pruebas (vídeos, fotografías, pantallazos, comunicaciones de whatsapp, documentos, ropa, enseres, que tengan que ver con los hechos objeto de la denuncia etc.). La denuncia estará firmada por la persona que la realice o, en su caso, por la persona mayor de edad que la acompañe y represente legalmente.
La persona (física o jurídica) que denuncia, generalmente es la persona ofendida a quien se le ha causado algún perjuicio que lleve aparejado el derecho de resarcimiento del mismo reconocido por nuestro Código Penal y ordenamiento jurídico.
Cualquier persona que tenga conocimiento de un ilícito penal debe comunicarlo a la autoridad competente. Pero será la persona o personas a las que se les haya causado un mal quienes deberán comparecer en el procedimiento judicial, convenientemente asesorados a través de su Abogado y representados físicamente por su Procurador.
No están obligados a denunciar los menores de 16 años de edad, ni quienes sufran modificación de su capacidad legal, ni algunas personas que sean familiares entre sí, ni algunos profesionales en virtud de su condición profesional.
Podemos presentar la denuncia en distintos sitios: en la Policía (comisaría y dependencias policiales), ante la Guardia Civil, en el Juzgado o ante la Fiscalía. Se pueden realizar denuncias vía internet: https://www.policia.es/denunweb/denuncias.html. De la misma se dará traslado al juzgado de guardia correspondiente.
Cuando se realiza una denuncia hay muchas veces que existen muchos datos que se desconocen. Esos datos, por lo general, serán investigados por la propia Policía, Guardia Civil o Juzgado de Instrucción, pero sí que es importante aportar el mayor número de datos posible.
Será después de su trámite inicial, cuando el Juzgado de Instrucción comience a realizar las averiguaciones oportunas, inspecciones, tomas de declaración, recabarán las pruebas necesarias para en su día, remitir al Juzgado correspondiente todo ello, para la celebración de un juicio.
Es conveniente tener asesoramiento de un letrado que se personará en la causa penal y ayudará activamente a la investigación de la misma. Normalmente, los letrados hablan con los denunciantes, y son grandes conocedores de los hechos denunciados, y de sus repercusiones en sus clientes. Los abogados se encargan de poner todo ello en conocimiento del Juzgado, y solicitar cuantas diligencias sean necesarias para la investigación judicial.
El abogado defenderá o acusará, en función de su situación procesal, y ayudará tanto al denunciante, como al Juzgado o defenderá al denunciado y tendrá una participación muy importante en la instrucción del procedimiento y en el juicio de la causa penal.
No dudéis en contactar con nosotros. Os facilitamos nuestros datos para vuestra comodidad y posibles consultas que podéis hacer de forma presencial, telefónica, on line, o escribiendo un correo electrónico.
Despacho de abogados y mediadores en la C/ Dos de mayo 8, 47004 de Valladolid.
www.analeon.com
analeon@analeon.com
Teléfono + 34. 983.262.389.
Móvil +34. 639.39.14.28.

Share This
Abrir chat
¡Hola! ¿Puedo ayudarte?