La mediación vecinal supone una oportunidad de resolver los conflictos entre las partes integrantes de una Comunidad, sin necesidad de provocar mayores enfrentamientos y evitando un proceso contencioso que pueda debilitar más las relaciones entre las partes.

Teniendo en cuenta la cercanía y la convivencia diaria de los vecinos que forman una Comunidad de Propietarios, la mediación vecinal se constituye como la mejor forma de resolver los problemas manteniendo las relaciones entre los vecinos.

Los diez principios básicos que rigen la mediación vecinal son:
1.La mediación vecinal pretende evitar el conflicto, solucionarlo y restaurar las relaciones personales con quienes va a tener que seguir conviviendo.
2.La mediación facilita la comunicación entre las partes. La mayoría de las veces se trata de un problema de comunicación entre las partes que, discusión tras discusión, llega a romper la relación entre los vecinos.
3.La mediación promueve la colaboración. Al tratarse de un proceso de resolución de conflictos iniciado de mutuo acuerdo, predomina un deseo común de colaboración.
4.La mediación genera soluciones creativas. La búsqueda de soluciones consensuadas dentro de la comunidad promueve la creatividad entre las personas en conflicto.
5.Toda mediación vecinal debe ser confidencial y privada. Puede que el problema sea conocido por todos los vecinos de la comunidad pero la mediación debe proporcionar a las personas en conflicto un espacio confidencial y privado de diálogo.
6.La mediación vecinal ayuda a construir acuerdos duraderos basados en los intereses de las partes. Las soluciones vienen dadas por las partes, no impuestas por un tercero, y por ellos suelen ser más duraderas.
7.Los procesos de mediación vecinal ofrecen la posibilidad de resolver los problemas con un ahorro de tiempo razonable, un coste económico mínimo y un coste emocional y personal muy reducido.
8.La mediación en las comunidades de vecinos persigue preservar las relaciones ya existentes, o crear nuevas, estableciendo nuevos puntos de encuentro.
9.En la mediación vecinal nadie está obligado a mantenerse en el procedimiento ni a concluir en un acuerdo. Se puede abandonar la mediación si no se desea continuar.
10.En el procedimiento de mediación entre vecinos se garantizará que las partes intervengan con plena igualdad de oportunidades, manteniendo el equilibrio entre sus posiciones y procurando en todo momento un empoderamiento igualitario entre ambos.

Si necesita iniciar un proceso de mediación vecinal en Sevilla, puede contactar con nosotros a través del mail info@institutoandaluzdemediacion.es o del teléfono 648 982 594.

https://institutoandaluzdemediacion.es/decalogo-de-la-mediacion-vecinal/#sthash.PO6XDHSA.OaEQdGwN.gbpl

Share This
Abrir chat
¡Hola! ¿Puedo ayudarte?