17 octubre, 2013 por cristobalpinto

 

progenitor colega y enrollado

 

Ojeando una obra del psicólogo Javier Urra leo:Se puede conocer a los hijos, se puede caminar y disfrutar juntos pero sin confundir ser amigos con ser “colegas” pues los padres han de marcar los limites que los hijos precisan”.Suscribo lo que dice y precisamente por mi experiencia me gustaría exponer en este articulo la clásica situación que suele presentarse en los Juzgados de Familia que yo llamo delprogenitor “colega y enrollado” en el contexto de unos padres separados y unos hijos adolescentes.

 

   Ciertamente, el progenitor “colega y enrollado” resulta ser un “personaje protagonista” recurrente en los Juzgados de Familia; con frecuencia, aunque no siempre, resulta ser padre (masculino) y aun más de las veces, progenitor no custodio. Resulta ser especialmente peligroso cuando de hijos adolescentes hablamos pues por la lógica ley de vida, la adolescencia es la época del deseo y ansia de “liberación y experimentación” en todos los ámbitos, sentimientos a los que ninguno de nosotros, estoy seguro, nos habremos sustraído en su momento.

 

   Muy frecuentemente, el progenitor “colega y enrollado” suele ser el producto y el fruto de la actual sociedad, infantilizada, irresponsable e inmadura, muchos de cuyos miembros no desean que se les impongan límites por nadie ni por particulares ni por los poderes públicos ( aunque, dicho sea de paso, después resultan ser incapaces de asumir sus responsabilidades y las consecuencias negativas de sus acciones y terminan recurriendo al amparo de aquel poder que denostaban ); muy habitualmente el progenitor “colega y enrollado” es hijo de un padre excesivamente autoritario y trata de contrarrestarlo proyectando a través de ellos sus propias frustraciones juveniles permitiendo al hijo adolescente lo que a él no se le permitió hacer. Finalmente, el progenitor “colega y enrollado” empatiza plenamente con su hijo pues él mismo actúa como si fuera menor de edad formando parte de esa pléyade de adultos eternamente adolescentes, liberados por demás de las responsabilidades conyugales o de pareja; este progenitor proyecta este ideario en la educación de su hijo al que considera “amiguete y colega” sintiéndose tan adolescente como éste.

Os dejo el link del blog de Cristóbal Pinto, siempre interesante!

https://jurisprudenciaderechofamilia.wordpress.com/2013/10/17/un-progenitor-colega-y-enrollado-unos-padres-separados-y-unos-hijos-adolescentes/

Share This
Abrir chat
¡Hola! ¿Puedo ayudarte?